PATATAS GUISADAS CON COSTILLAS

La receta de hoy es de las buenas, de las clásicas, de las que hace tu madre o tu suegra y huele en el portal cuando llegas. Ya se que no vale el decir que me encantan las patatas guisadas porque la verdad es que me gusta casi todo! Pero es que de verdad me encantan las patatas guisadas. Mi suegra las borda y mi hermana también las hace muy buenas. Mi truco preferido para que quede el caldo bien trabado es fácil y asegurará a cualquier agnóstico de hacer este guiso que le quedará de vicio. Vamos con la receta.

  1. Comenzamos preparando el sofrito, en una sartén con un par de cucharadas de aceite freímos la cebolla, el pimiento rojo y verde cortados en cuadradiltos. A los 5 minutos a fuago medio añadimos la chucharada de concentrado de tomate, salpimentamos y sofreímos otros 5 minutos.
  2. Dejamos templar un poco y pasamos a un vaso de batidora, batimos bien hasta tener un puré. Reservamos.
  3. En una cacerola ponemos un poco de aceite y freímos las costillas, cuando estén un poco doradas añadimos las patatas «chascadas» y damos unas vueltas, añadimos el puré del sofrito, removemos bien y añadimos agua hasta cubrir. Cuando hierva echamos la zanahoria en trocitos.
  4. Añadimos el laurel y cocemos unos 25 minutos hasta que las patatas estén listas. Rectificamos de sal, dejamos reposar y servimos.

Mi recomendación musical de hoy es para Maroon 5 y su Animals. Ver video

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *