PALMERITAS DE CHOCOLATE ( 3 ingredientes )

¡Hooolaaa!! Ya va siendo hora de volver por aquí ¿no? La verdad es que necesitaba como el comer las vacaciones, el año es muy largo y hay que recargar pilas y olvidarse de lo cotidiano, incluido el blog. Lo que no significa que una deje de cocinar, que la verdad tenía “mono” ya de editar fotos y estas cosas de bloguer@s.
Vuelvo al blog con una entrada que es una promesa. Os cuento la historia: 
Estando en la playa se me ocurrió hacer algún postre con mi hija y mis sobrinas que son mis aprendices favoritas. Al final me abandonaron por las olas y preparé yo sola en un momento con una lámina de hojaldre las palmeritas. Como tenía chocolate lo fundí y las bañé y claro las metí en la nevera para que el chocolate se endureciera. Bajé a la playa y comenté “que no meriende nadie que en un momento traigo las palmeritas que tengo en la nevera”. Y todos los que estaban a mi alrededor me preguntaban atónitos si había preparado palmeritas en un momento y en la casa de la playa. “Pues fácil” contesté yo en bajito. Y claro, las cocinillas no nos damos cuenta muchas veces que lo que nos encanta cocinar y nos apasiona no nos cuesta trabajo hacerlo. Incluso de vacaciones. 
Por lo que bajé las palmeritas, nos las comimos y prometí poner la receta que es súper fácil en el blog.

Unos amigos que me ayudaron a colocar las palmeritas 🙂

INGREDIENTES (20 palmeritas)
-una lámina de hojaldre
-4 cucharadas de azúcar
-150 g de chocolate para postres puro(yo Valor)
  1. Comenzamos estirando la lámina de hojaldre un poco con las manos para quitar las marcas del envoltorio, no hace falta pasar el rodillo por encima porque aplastaríamos las capas del hojaldre. 
  2. Extendemos el azúcar por toda la lámina a nuestro gusto. No es lo mismo si las palmeritas son sólo de azúcar, en ese caso pondríamos azúcar por los dos lados. Pero estas de chocolate con un lado vale.
  3. Y comenzamos a enrollar desde los dos lados hasta que llegamos con dos rollitos al centro.
  4. Una vez enrollado el hojaldre lo metemos en la nevera unos 30 minutos porque aunque lo hemos manipulado poco, si está frío se cortará mejor y se marcarán las capas.
  5. Una vez fresquito el hojaldre, le damos la vuelta para cortarlo mejor.
  6. Con un cuchillo afilado cortamos palmeritas de un centímetro más o menos y vamos colocando en una bandeja de horno.
  7. Precalentamos el horno y mientras metemos otra vez 10 minutos en la nevera las palmeritas. Si trabajamos rápido y tenemos el horno precalentado las metemos a hornear directamente a 170 grados unos 20 minutos. (cuidado porque cada horno es distinto y pueden ser 15 o 25 minutos).

Sacamos las palmeritas cuando empiecen a dorarse y las dejamos enfriar unos minutos. Mientras preparamos el chocolate
Lo partimos en onzas y lo colocamos en un bol apto para microondas. Lo vamos a ir calentando de 20 en 20 segundos, porque el chocolate se quema muy fácilmente y es preferible abrir la puerta, remover y volver a calentar de poco en poco.
Para bañar las palmeritas las cogemos con los dedos y bañamos en el chocolate, escurrimos un poco y colocamos sobre un papel de horno con bandeja debajo para llevarlas luego a la nevera a enfriar el chocolate. Lo ideal sería dejarlas una hora, es cierto que en menos tiempo empieza a estar duro el chocolate, pero así se asienta más.
Si hacemos la receta en invierno con dejarlas en sitio fresco a que se endurezca el chocolate nos valdrá.

CONSEJOS:

Como siempre que una receta tiene pocos ingredientes, tienen que ser buenos, así saldrá perfecta. 
El hojaldre puede ser fresco o congelado, si estáis acostumbrados a uno y sabéis que sale bien, pues adelante.
El azúcar es granulado normal, podéis usar moreno, mezcla de los dos e incluso azúcar y canela que queda riquísimo.
El chocolate que podéis usar es cualquiera que sea de postres o para fundir. No creáis que sabrá muy fuerte porque sea puro, con el dulce del hojaldre el contraste es perfecto. Por supuesto podéis hacerlo con chocolate blanco o incluso mixtas de dos chocolates.
Encontrareis por la red otra forma de doblar el hojaldre para hacer las palmeritas, haciendo dobleces en vez de enrollarlo, pero este es el que yo he visto desde niña y me da la impresión que se juntan más las capas. De la otra forma seguro que también salen, pero esta mía no falla. Ya me contareis.
Hasta pronto.

Mi recomendación musical de hoy es muy veraniega y brasileña,  la mítica Aquarela do Brasil de Toquinho.  Ver video

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *