GALLETAS RELLENAS DE DULCE DE LECHE CASERO

Voy retomando la normalidad tras el lío navideño y la gripe de después que hace que le esté cogiendo una manía a este invierno que no veas. Volvemos con el RETO QUE RICO MAMA para intentar introducir cositas ricas en nuestra fascinante vida de madres. El Reto este mes lo eligió Patricia del blog Pattys cake donde encontrareis una cantidad de recetas golosas muy difíciles de ignorar, os lo recomiendo. Había que elegir una receta de un libro de cocina y tunearlo un poco para adaptarlo a nuestro gusto. Yo he elegido unas galletas muy fáciles de DONNA HAY, ella las rellena de caramelo y yo he aprovechado para usar dulce de leche y así enseñaros cómo hacer en casa vuestro dulce de leche en poco tiempo. Vamos a ello.



Ingredientes:
Para la masa de galletas
-250 g de mantequilla en pomada
-150 g de azúcar glas
-300 g de harina de trigo común
-1 huevo
Para el dulce de leche
-1 bote de leche condensada

Poner todos los ingredientes de las galletas en un bol y mezclar hasta tener una masa uniforme. Formas bolas como pelotas de ping-pong y disponer en bandeja de horno con papel de hornear, necesitareis dos bandejas, y poner en la nevera a enfriar unos 10 minutos.
Sacamos y aplastamos las bolas, yo he usado la parte de atrás de un medidor de tazas, pero podéis usar un vaso ligeramente enharinado para aplastar las bolas. Precalentamos el horno y horneamos a 180 grados unos 10-15 minutos dependiendo del horno. Estarán listas cuando comiencen a dorarse por el borde, tened cuidado de no tostarlas mucho. Dejamos enfriar en una rejilla y preparamos el dulce de leche.
Para hacer el dulce de leche necesitamos un bote de leche condensada, quitamos la tapa que trae de plástico y la guardamos para posteriormente usarla si queremos guardar el dulce de leche en el mismo bote. No hace falta ni que quitemos el papel pues se quitará solo en la cocción. Yo uso la olla exprés, se que mucha gente no tiene o es reacia a ella (me estoy acordando de mi amiga Rosilet que sé le da pánico, je,je) Si queréis usar una olla normal lo único que cambia es el tiempo.
Ponemos el bote en la olla y lo cubrimos de agua, en la olla expres un dedo por encima, tapamos y cocemos 30 minutos y dejamos enfriar en la misma olla. Abriremos el bote en el momento que no queme la tapa, con cuidado para no quemarnos.
Si lo hacemos con olla normal lo único que tenemos que tener cuidado es de que siempre esté cubierto de agua el bote, y cocerlo a fuego bajito entre 1 hora y media y dos horas, depende si os gusta más oscuro o no. A mí me gusta color medio, como veis en la foto.
En resumen, hay que tener en cuenta que el bote cerrado al cocerse siempre esté cubierto de agua y dejarlo enfriar para no quemarnos al destapar. Fácil no? Pues a disfrutarlo.





Mi recomendación musical de hoy es para Ed Sheeran y Thinking Out loud, que me encanta últimamente. Ver video

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *