TORTAS DE ACEITE Y ANÍS (CON Y SIN THERMOMIX)

Volvemos este mes con el Reto de Bake the World que tanto me gusta, y es que no hay como amasar y hornear para disfrutar. Este mes la verdad es que no es muy de amasar, pero sobre todo es muy fácil, más de lo que yo pensaba y muy rica. Me encantan las tortas de aceite y anís, las famosas tortas sevillanas “Inés Rosales” de toda la vida. Yo no es que las compre a diario, pero si que las he comido en muchas ocasiones de mi vida y a mi contrario si que le gustan un montón. 
He de decir que me ha sorprendido la receta muchísimo, que es de las que voy a repetir muchas veces y os dejo la receta con y sin Thermomix. 



Ingredientes:
-500 g de harina de trigo común
-100 g de azúcar
-150 ml de aceite de oliva
-150 ml de agua
-2 cucharadas de anís en grano
-2 cucharadas de ajonjolí
-2 cucharadas de licor de anís
-15 g de levadura fresca
-piel de un limón
-pizca de sal


CON THERMOMIX:

  1. Ponemos el aceite en el vaso junto con la piel del limón y confitamos a 45 grados-5 minutos-velocidad 1.
  2. Añadimos el anís en grano y el ajonjolí y dejamos templar 5 minutos para que suelten su sabor. 
  3. Retiramos la piel del limón e incorporamos la levadura. Mezclamos 10 segundos en velocidad 1 para que se incorpore a la mezcla.
  4. Añadimos el resto de ingredientes. La harina, el azúcar, el agua, el licor de anís y una pizca de sal. Mezclamos 10 segundos para incorporar todo bien en velocidad 2.
  5. Amasamos en velocidad espiga durante 5 minutos. Sacamos, amasamos un poquito para darle forma redondeada y dejamos levar dentro de un bol unos 30 minutos.
  6. Damos forma de bolas del tamaño de una albóndiga, se manejan bastante bien por el aceite que llevan. Las vamos dejando a un lado y calentamos el horno a 180 grados.
  7. Preparamos en la mesa de trabajo una bandeja con azúcar para pasar por encima la parte de arriba de la torta que irá al horno.
  8. Ponemos las bolas entre dos papeles de hornear y pasamos el rodillo hasta dejarlas muy finitas. De allí con la palma de la mano la pasamos por la bandeja de azúcar y la colocamos en una bandeja de horno con el azúcar hacia arriba.
  9. Horneamos unos 10-12 minutos a 180 grados hasta que las veamos tostaditas. Sacamos y dejamos enfriar.




MODO TRADICIONAL:

  1. Calentamos el aceite a fuego bajito con la piel del limón, si tenemos termómetro de cocina que no pase de 45 grados, si no, con ver que no hierba vale. Lo dejamos de 5 a 10 minutos. Retiramos del fuego y ponemos en un bol.
  2. Añadimos los granos de anís y el ajonjolí y dejamos infusionar hasta que casi esté frío. Incorporamos la levadura, removemos hasta que se disuelva y retiramos la piel del limón.
  3. En otro bol ponemos el resto de los ingredientes, la harina, el azúcar, el agua, el anís, y la sal. Removemos y añadimos la mezcla de aceite y semillas.
  4. Amasamos unos 5 minutos, es una masa muy fácil de manejar por el aceite que lleva. Hacemos una bola y dejamos levar unos 30 minutos.
  5. Damos forma de bolas del tamaño de una albóndiga, se manejan bastante bien por el aceite que llevan. Las vamos dejando a un lado y calentamos el horno a 180 grados.
  6. Preparamos en la mesa de trabajo una bandeja con azúcar para pasar por encima la parte de arriba de la torta que irá al horno.
  7. Ponemos las bolas entre dos papeles de hornear y pasamos el rodillo hasta dejarlas muy finitas. De allí con la palma de la mano la pasamos por la bandeja de azúcar y la colocamos en una bandeja de horno con el azúcar hacia arriba.
  8. Horneamos unos 10-12 minutos a 180 grados hasta que las veamos tostaditas. Sacamos y dejamos enfriar.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *