Pasta rellena de crema de gambas y crujiente de arroz negro

Me apetecía mucho volver a participar en el reto de Cooking The Chef, porque este mes tocaba hacer un homenaje al gran Martín Berasategui. Recuerdo perfectamente lo que sentí hace 10 años comiendo en el Kursaal, de esas experiencias que no olvidas. Martín es tan buena gente como cocinero, y por eso me va a encantar ver todas las propuestas de mis compañer@s del grupo.
Yo he cogido ideas de recetas de él y aprovechando que tengo un nuevo cargamento de pasta, he usado estos rigatoni para la ocasión. El crujiente de arroz negro es de Martín, que me enamoró nada más verlo, por eso de “tranpantojo” que tanto me gusta que simula una loncha de morcilla. El relleno de gambas es simplemente lo que tenía a mano y que me pegaba con lo que quería hacer, como casi siempre me pasa, me salen mejor las recetas que improviso que las que pienso durante días!! Soy así! Vamos a ello que es una receta fácil y riquísima.



INGREDIENTES PASTA RELLENA(dos personas)
-6 rigatoni grandes
-150 g gambas pequeñas crudas
-media cebolla
-medio pimiento verde
-200 ml crema de leche
-sal, pimienta, cayena, cúrcuma


En una sartén sofreímos la cebolla y el pimiento unos minutos a fuego suave, luego incorporamos las gambas cortadas en trocitos, dejamos rehogar unos minutos y añadimos sal, pimienta, cayena y cúrcuma al gusto (una pizca, en mi caso). Añadimos la crema de leche y dejamos reducir unos 10 minutos. Lo dejamos templar un poco y pasamos por la batidora hasta tener un puré no demasiado picado, yo dejé que se notaran un poquito las gambas. Pasamos a una manga pastelera para rellenar los rigatoni.
Para los rigatoni los cocemos en abundante agua salada según el fabricante, sacamos a un paño y templados los rellenamos con la crema de gambas.

CRUJIENTE DE ARROZ NEGRO:
-125g de arroz
-750 ml de agua
-tinta calamar


Cocemos el arroz en el agua unos 20 minutos, escurrimos y dejamos templar, añadimos la tinta de calamar para teñir el arroz y una vez frío lo colocamos en papel film transparente y hacemos un rollo con él como si fuera una salchicha. Congelamos un mínimo de 2 horas.
Sacamos del congelador, quitamos el papel transparente y con ayuda de una mandolina vamos sacando láminas o lascas para decorar el plato. 
Las colocamos en un papel de horno y horneamos a 140 grados hasta que se doren, unos 10 minutos. 

EMPLATADO:
-salsa de tomate casera
-los rigatoni rellenos
-crujiente de arroz negro


Para emplatar colocamos en el fondo un poco de salsa casera de tomate, encima los rigatoni rellenos y calentamos en el microondas, al sacarlo le colocamos encima el crujiente y servimos de inmediato.



Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *