MAGDALENAS DE SOJA Y CHOCOLATE (SIN LACTOSA, SIN HUEVO, SIN GLUTEN)

Aquí vamos ya metidos en plena primavera, con sus flores, su luz y sus alergias. Qué tal lleváis la primavera? Yo tengo la suerte de no tener alergia a las flores, pero cada vez noto más gente a mi alrededor con problemas de picor de ojos y de nariz. Es una pena que una estación tan bonita de tantos problemas de salud a tanta gente. Y luego están mis queridos “alérgenos” que cada vez tenemos más alrededor, intolerantes al gluten, a la lactosa, al huevo… cada vez más personas con problemas de alimentación. 
En mi casa desde hace años tomamos leche de soja, mi “contrario” la tomaba y mi hijo la toma desde hace dos años porque la leche de vaca no le sentaba bien. En mi casa no es por alergias, es porque gusta más y cuando me hicieron llegar unos productos de PROMAVEL para pedirme mi opinión no tuve problemas, porque uso leche y yogures de soja habitualmente. Promavel es una empresa dedicada a productos vegetales, con una variedad increíble, por ejemplo a mi me costaba encontrar nata para cocinar, y ellos la tienen. Os recomiendo que los visitéis para ver todo lo que ofrecen para los alérgenos y también para cualquiera que quiera cuidarse.

Estas magdalenas son ideales para toda la familia, también para los que ponen cara rara cuando le nombras la leche de soja. Luego claro está, podéis adaptarla a las necesidades y gustos de cada uno. Si no tenéis problema con el gluten podéis usar una harina de trigo, y si no os gusta la soja, podéis usar yogur y leche de vaca. A vuestro gusto. El resultado son unas magdalenas sanísimas y espectaculares de esponjosas.

INGREDIENTES
-1 yogur Provamel de chocolate de 125 ml
-1 medida del yogur de aceite de oliva
-125 g de azúcar
-225 g de maicena
-1 medida del yogur de leche de soja Promavel
-1 sobre de levadura Royal

En un bol mezclamos el yogur con el azúcar y el aceite hasta que esté bien incorporado todo. Tamizamos la harina con la levadura en la mezcla anterior y la leche hasta tener una masa homogénea. Precalentamos el horno y colocamos en cápsulas de magdalenas llenando tres cuartas partes. Espolvoreamos con azúcar por encima para darle un toque prefecto a las magdalenas y horneamos unos 25 minutos a 180 grados. Recordad no abrir la puerta del horno por lo menos en los primeros 20 minutos que es el proceso en el que suben las magdalenas, a partir de ahí podéis pinchar con un palito a ver si sale limpio y retiramos. Dejamos enfriar las magdalenas y a disfrutarlas.




Mi recomendación musical de hoy es para Pasión Vega, Cómo te extraño. Pedazo de voz. Ver video


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Que esponjosas! Yo tomo leche desnatada solamente, la entera me sienta regular, y sí, cada vez salen más intolerancias pero yo creo de verdad que es porque los alimentos cada vez se manipulan más y vienen más modificados. Si no, no se explica que yo misma pueda beber leche de vaca recién ordeñada, pero no leche entera del supermercado, ni siquiera la fresca.

    En fin, que además soy super alérgica al polen y este año estoy… madre como estoy! Hasta el moño de la primavera! Te cojo una magdalena para que se me pase 🙂