Foie mi-cuit a la pimienta

Hoy vamos de confesiones. Me encanta el foie. Me gusta en todas sus versiones, aunque en rodajas a la plancha con sal en escamas es quizás mi favorita. La pega es que es grasa pura, por lo que me suelo dar el homenaje en la fechas navideñas que parece que “todo vale”.  Pero como no a todos les gusta el foie a la plancha, en casa preparo muchas veces este “mi-cuit” que es cocido, el que se compra para untar, que es igual de delicioso y tiene la ventaja de poder añadirle sabores, en este caso pimienta y whisky. Lo único que necesitáis es un termómetro para controlar la cocción. Merece la pena.

INGREDIENTES:

-1 foie fresco de 450g más o menos

-1 cucharada de pimienta en grano variada (negra, roja, verde)

-1 cucharada de sal fina

-1/2 cucharada de azúcar al gusto (yo panela)

-2cl de whisky escocés (yo CARDHU)

  1. Primero preparamos el foie, lo más importante es quitarle todas las venas que tiene, con un cuchillo y con cuidado las vamos retirando. No importa si se rompen los lóbulos o algún trozo, pero hay que limpiarlo bien ok?
  2. Con un rodillo aplastamos los granos de pimienta sobre una tabla de madera, tienen que quedar trozos grandes y pequeños, no hacerlo polvo todo. Reservamos.
  3. Mezclamos la sal y el azúcar en un bol, embadurnamos el foie y añadimos el whisky. Tapamos con film transparente y dejamos en la nevera 1 h macerando.
  4. Preparamos los tarros con tapa hermética, yo uso de los que tienen la goma naranja, porque los vamos a cocer y no puede entrar agua. Los limpiamos bien.
  5. Ponemos en el fondo de los tarros unos pocos granos de pimienta y vamos colocando trozos del foie, no hace falta escurrirlo porque la maceración es poca. Yo corto los trozos con los dedos, y colocamos en capas foie y granos de pimienta.
  6. Apretamos un poco para que quede bien al borde, cerramos y ponemos a cocer en una olla con agua hasta la altura de la tapa a una temperatura de 80/85 grados durante 45 minutos.
  7. Sacamos los tarros y los sumergimos en agua con hielos unos minutos para parar la cocción. Y listos, duran 1 semana una vez abiertos en la nevera y sin abrir yo creo que un mes, porque nunca me han durado tanto, je,je.

Anotaciones:

-Podéis usar otro licor que no sea whisky, como ron o coñac, realmente en poca la cantidad y no se nota nada, pero da un toque muy bueno.

-A mí me salieron dos tarros y me sobraba para medio más, lo puse en uno más pequeño que no se llenó del todo y lo dejé cocer solamente 20 minutos. Ese fue el primer aperitivo 😉

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *