BUÑUELOS DE CHOCOLATE RELLENOS DE CHOCOLATE

I’m back! Es una afirmación en toda regla, ya estoy de vuelta a este rinconcito que tanto necesito y tantas alegrías me da. Después de mucho lío navideño que ni quiero acordarme vuelvo a la normalidad que tanta calma me trae. Soy como los niños, que necesitan su rutina porque si no todo en su vida se altera. A mi no me gustan las fiestas, puentes y demás, solo las vacaciones cuando son vacaciones y si no que todo esté en su sitio. Quizás mi hijo Oliver me ha pegado esta importancia de tener una normalidad, una rutina que da estabilidad a niños como él que tan mal lo pasan cuando no conocen lo que puede ocurrir a su alrededor. 
No tenía fuerzas para cocinar y sobre todo no soy de cocinar cualquier cosa, por lo que no quería volver con “cualquier cosa” en esta primera entrada, y me he dicho:¿que todo el mundo quiere hacer dieta? pues chocolate, qué mejor!!



Ingredientes para 20 buñuelos:
200 g de harina de trigo
50 g de cacao amargo
100 g de azúcar
100 ml de leche
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharada de mantequilla en pomada
1 huevo
1/2 cucharadita de sal
20 onzas pequeñas de chocolate
     para rellenar los buñuelos
Aceite vegetal para freir
Azúcar glas para espolvorear

Podemos hacer la masa con un robot de cocina o a mano sin problema. Colocamos en un bol la harina, el cacao, la levadura, la sal, el azúcar y mezclamos bien.
Vamos añadiendo la leche a temperatura ambiente, la mantequilla y el huevo y batimos todo hasta tener una bola con todos los ingredientes incorporados.
Estiramos la masa entre dos papeles vegetales de hornear dejando la masa de 1 cm aproximadamente. A continuación cogemos un cortador redondo de unos 6 cm de diámetro y hacemos círculos con toda la masa. Colocamos un trozo de chocolate en el centro de cada círculo y la redondeamos haciendo pequeñas bolas. Yo las metí un poco en la nevera para que tuvieran más cuerpo a la hora de freirse, pero si vais con prisa no creo que haga falta.
Calentamos bastante aceite en una cacerola honda y freímos los buñuelos en tandas de pocos para que el aceite no pierda temperatura. Las escurrimos en papel absorbente inmediatamente para quitar el exceso de grasa y cuando templen las espolvoreamos con azúcar glas, cacao o simplemente tal cual.





Mi recomendación musical de hoy viene de mi amiga Yolanda que me enseñó el video y me encantó al momento, mira que está bueno el tío. Maroon 5- Sugar.  Ver video

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • me gusta todo! que estés de vuelta con esta receta chocolatosa con esas fotos tan chulas y con ese chico tan guapo cantándonos!!
    bienvenida de vuelta a la tan necesitada normalidad!!
    un besazo, mi Monie! feliz domingo!

  • Sssssssanto cielo… chocolate con chocolate… yo en cambio adoro los puentes y las fiestas imprevistas, para repantingarme en el sofá y no hacer nada saliendo así de mi rutina… me encanta!

  • Mónica, dime cómo lo haces porque…¡¡me leíste el pensamiento!!. Estaba pensando estos días.."Cómo me gustan los buñuelos…Tengo que hacerlos pero con algo nuevo…, ¿podrán hacerse de chocolate?"… Y encuentro estos tuyos que tienen una pinta tan rica que…ay! Parecen hechos para mí =)
    Los probaré sin duda. Gracias por compartirlos.
    Un besote!^^

  • Toma ya! Que cosa mas buena, la foto del buñuelo que se le sale el relleno debería estar prohibida! Jejeje me ha gustado mucho la receta guapa.No se si has visto que organizo un concurso en mi blog, el premio es un lote de productos Castey valorado en 160€, te animas a participar? Me encantaría contar contigo! Un besito!